¿Primo, díme, qué es eso que inventaste?  
SAMUEL LABOY           

EL INVENTOR

    A pesar de sus múltiples trabajos, Laboy siempre trataba de resolver los problemas que encontraba aunque tuviera que inventar la solución. Eso pasó con su invento para clasificar los diferentes tipos de suelos (la tierra o materiales granulosos que se usan para rellenar terraplenes) en las construcciones de carreteras y aeropuertos. Cuando Laboy se desempeñaba como Director del Laboratorio de Materiales de Construcción de la Autoridad de Carreteras, pudo constatar que el Sistema de Clasificación de suelos basado en la clasificación de suelos de la American Association of State Highway and Transportation Oficials System (AASHTO) y usado en Puerto Rico, Estados Unidos y prácticamente en el mundo entero, era uno difícil de calcular por lo que podía inducir a errores de parte de los técnicos de laboratorios de suelos. Tomaba más de 30 minutos en clasificar sólo uno de los suelos. Existía la posibilidad de que se incurriera en errores de cómputos por los cálculos matemáticos envueltos. Estos errores podían resultar muy costosos. Por ejemplo, si un contratista tenía que rellenar y compactar en su proyecto, de acuerdo a las especificaciones y estipulaciones del contrato, determinado área de terreno, se toman muestras del terreno a utilizarse y se analizaban en el laboratorio. Los contratistas siempre buscan las fuentes de material de relleno más cercanas al proyecto pues el acarreo le resulta más económico.  Si el material del suelo para relleno cumplía con los requisitos, el contratista sería favorecido pues podría usar ese material para el relleno. No obstante, si las muestras de suelos indicaban que el material no reunía las especificaciones, el contratista no podía utilizar el material para el relleno. De aquí, podían surgir dos grandes problemas: Si se usaba el suelo no apropiado (por error de la clasificación en el laboratorio) el terraplén podría fallar causando problemas a la carretera, o al pavimento. Por otro lado, el contratista salía bien pues el costo del acarreo del suelo le saldría menor por la proximidad del material de relleno. No obstante, si el material o suelo era informado, por error, como que no era aceptable, siendo aceptable, resultaría en un gran aumento en el costo de acarreo para el contratista pues tendría que utilizar otra fuente de material de relleno, a pesar de que la muestra original era buena y estaba adyacente al proyecto. Se trataba  de enviar muchas muestras del material al laboratorio, para comprobar su clasificación correcta.

    Laboy reconoció y estudió éste problema que existía en la clasificación de suelos y decidió buscar cómo resolver el problema. En su tiempo libre inventó una Regla Manual sencilla, que poniendo a coincidir los resultados del suelo analizado en el laboratorio, podía leerse directamente la clasificación correcta del suelo. El método resultó infalible, nunca fallaba. Además, resultaba tan sencillo utilizarlo que no se necesitaba un técnico de suelos para utilizarlo. Una persona sin conocimientos técnicos en materia de suelos, la cual podía ser hasta una secretaría, podría clasificar sobre 50 suelos en un sólo minuto, sin errores. Esto, contrario al método usual donde la clasificación de un sólo suelo tomaba 30 minutos y tenía que ser calculado por un técnico de laboratorio. Laboy sometió su invento a las Oficinas de Patentes en Washington, D. C., donde luego de analizar su sistema, se le concedió la Patente que lleva la número 3720369, con fecha del 13 de Marzo de 1973. El invento tuvo aceptación inmediata a nivel de todos los laboratorios de suelos en Puerto Rico, Estados Unidos, y se puede decir que mundialmente, pues el método del AASHTO para clasificar suelos es de uso en casi todos los países. Aún en la actualidad, luego de 33 años, el invento sigue en uso por los laboratorios de materiales y suelos en, Puerto Rico y en el exterior.

    Por otro lado, también inventó un computador musical manual, para asistir a maestros y estudiantes en clases de guitarra. Otro de sus inventos es el de un puente peatonal, plegable, de dos secciones, liviano y fuerte, para utilizarse en trabajos rutinarios, de emergencias y de uso peatonal general. Son innumerables los inventos del Ing. Laboy que no están registrados, pero que han trazado caminos para solucionar muchos problemas en los sitios en que él ha trabajado. Más adelante se discutirán en detalle los inventos patentizados.

    FUNCIONES Y TRABAJOS DEL ING. SAMUEL LABOY

    * Su trabajo como Director de la Oficina de Estudios y Evaluación de Puentes en Puerto Rico marcó una época de triunfos para La Autoridad de Carretera. A su regreso de terminar su Maestría en Ingeniería Civil, en la Universidad de Oklahoma (1970), se le dio la encomienda de organizar una Oficina para realizar por primera vez en la isla, el inventario, la evaluación y la inspección de todos los puentes en Puerto Rico. Este programa de estudios de puentes era requerido por una ley federal para todos los estados de Estados Unidos y Puerto Rico. En Puerto Rico la documentación  sobre esta materia era limitada o nula. Todas las Oficinas de Inventario y Evaluación de Puentes de todos los Estados Unidos y de Puerto Rico eran evaluadas anualmente por Inspectores federales. La Oficina que dirigía el Ing. Laboy resultó siempre ser la mejor y más adelantada entre los Estados, en los trabajos requeridos. Por esta razón, fueron muchas las felicitaciones y reconocimientos que recibió la Autoridad de Carreteras, por parte del Gobierno Federal. El alto grado de profesionalismo y dirección de este programa por Laboy fue continuamente señalado como "superior y de excelencia" por los funcionarios de la Administración Federal de Carreteras que hacían evaluaciones cada año de los trabajos realizados. Para el 1975 ya todos los puentes en puerto Rico habían sido inventariados, inspeccionados, evaluados y la Autoridad de Carreteras dio comienzo a un programa de reemplazo y rehabilitación de las estructuras de puentes.

* Como empleado público, el ingeniero Laboy demostró una actitud positiva y activa, participando en las actividades generales de la Agencia. Participó en exhibiciones de pinturas, fotografías y en muchas otras actividades culturales y sociales. En 1985 recibió simultáneamente el Primer Premio en Fotografías a colores y el Primer Premio en Fotografías en Blanco y Negro en un certamen celebrado por el Departamento de Transportación y Obras Públicas.

* Durante todos sus años de servicio público, organizaba seminarios y conferencias, que él mismo preparaba y les ofrecía a su personal para mejorar su calidad profesional, manteniéndolos interesados en sus trabajos. De esta forma los empleados estaban mejor preparados para ejercer sus funciones.

* Laboy participó consecuentemente en seminarios y adiestramientos en Estados Unidos relacionados con la inspección y la evaluación de puentes. Su participación fue tanto como la de participante, como la de conferenciante invitado.

* Por su trabajo de excelencia cumpliendo con los requisitos federales, en el año 1983, fue seleccionado por la Asociación de Empleados Federales de Puerto Rico para recibir el premio del Empleado del Año del Estado Libre Asociado. Esta nominación y premio fue aprobado y otorgado por la Administración Federal de Carreteras en Puerto Rico, una organización federal independiente de la Agencia del Gobierno para la cual Laboy trabajaba.

* En 1984 el Ing. Samuel Laboy fue seleccionado por el Colegio de Ingenieros y Agrimensores para recibir el premio como el Ingeniero Más Sobresaliente del Capítulo de San Juan. Con este premio, el Ingeniero Laboy pasó a formar parte de la lista de Honor de Ingenieros Distinguidos de esa Institución.

* En el año 1984, Laboy fue invitado especial al programa de televisión "Parece Increíble", que presentaba el Canal 7, José Miguel Agrelot y la Srta. María Falcón. La presentación de Laboy en el programa tuvo una duración de dos horas que fueron divididas en dos programas de una hora. Los programas fueron repetidos en varias ocasiones debido al gran interés que generaron entre la tele-audiencia. El ingeniero Laboy discutió sus inventos, su libro sobre la Gran Pirámide de Egipto, y mostró las fotografías que tomó en las pirámides de Egipto, tomadas en su viaje a ese país.

* Por su excelente trabajo en el Gobierno de Puerto Rico, fue nominado durante dos años consecutivos, en 1985 y posteriormente en 1986, como candidato para recibir uno de los 5 premios que otorga el "National Public Service Awards" de Estados Unidos como "Uno de los Cinco Mejores Empleados Públicos de la Nación Americana". Aunque no resultó elegido a tan distinguido premio, su mera nominación representó una gran distinción y reconocimiento para el ingeniero Samuel Laboy.

* El ingeniero Laboy escribía artículos de interés, y era el autor de una tirilla cómica de su creación llamada El Ratón Rican, que eran publicados en la revista "topac"  publicada  por el Departamento de Transportación y Obras Publicas y la Autoridad de Carreteras.

* En 1989 el Gobierno de Puerto Rico lo nominó como el candidato de Puerto Rico a recibir el premio (1989 Thomas H. MacDonald Award Nomination). Aunque no se le concedió el premio, su nominación por el Gobierno de Puerto Rico fue un gran Reconocimiento a su labor.

* Laboy fue designado en 1989 para acompañar a un grupo de Ingenieros especialistas, de Puerto Rico, a examinar el desastre ocurrido en San Francisco, California, por motivo del temblor de tierra ocurrido para esa fecha en San Francisco. El comité designado asistió durante una semana a examinar dichos daños, para hacer recomendaciones y tomar acción, en caso de ocurrir un evento similar en Puerto Rico. El comité rindió su informe según requerido.

* Junto a otro compañero de trabajo, el ingeniero Jesús Rodríguez, realizaron la labor titánica de crear un programa de computadoras para manejar toda la información de los puentes de Puerto Rico, trabajo que les tomó dos años. Laboy y Rodríguez trabajaban todas las tardes después de salir de su horario regular de trabajo. El ingeniero Laboy le puso el nombre de (Je-Lab) al programa, representando el nombre de sus creadores, Jesús y Laboy. Antes de retirarse del servicio público en 1990, Laboy terminó su proyecto. El programa (Je-Lab) para puentes fue un éxito total. Varios Estados de los Estados unidos solicitaron copias del programa para adaptarlos a los sistemas de ellos. El diseñar y poner en operación un programa similar costaba sobre $200,000, y aún así, no se había podido hacer un programa completo de éstos en Estados Unidos. Laboy fue el primero en diseñar y  presentar este programa especial en el ámbito de todos los Estados de la nación americana para el inventario y la evaluación de puentes. El programa de computadoras diseñado por Laboy resultó tan exitoso, que aún luego de 16 años de haberlo diseñado y puesto en operación en la Autoridad de Carreteras, todavía está en uso por la Agencia, con ligeras modificaciones realizadas para actualizarlo, con el transcurso del tiempo.

* En 1990 Laboy fue seleccionado y galardonado con una placa de reconocimiento por el Departamento de Transportación y Obras Públicas, como el Empleado Símbolo de esa Agencia.

* El ingeniero Laboy, voluntariamente le sirvió a la Agencia de la Autoridad de Carreteras, con su arte y habilidad fotográfica, en todas aquellas ocasiones de desastres de inundaciones y huracanes, ocurridas en la Isla, tomando fotografías aéreas desde aviones y helicópteros. Aunque la Agencia tenía sus propios fotógrafos profesionales, se prefería el trabajo fotográfico que él realizaba por su habilidad para seleccionar y retratar las áreas afectadas, calcular los daños y preparar los informes federales requeridos para obtener las ayudas económicas de emergencias federales. Estos vuelos aéreos se realizaban casi de inmediato luego de pasar el huracán, o tormenta, aún con vientos fuertes e inundaciones severas. El exponía su vida en tales trabajos, los cuales no formaban parte de su hoja de deberes.

* A través de sus propios esfuerzos, el ingeniero Laboy consiguió que la Administración Federal de Carreteras asignara fondos para desarrollar el programa que él dirigía sobre inspección de puentes, por lo cual la Autoridad de Carreteras recibió el reembolso de los gastos en personal, materiales y equipo utilizados con esos propósitos. La Agencia recibió más de cuatro (4) millones de dólares por estos conceptos.

* Uno de los trabajos de mayor dificultad y que consume más tiempo en la inspección y evaluación de puentes es la de determinar la capacidad de carga de los puentes. En 1973, Laboy desarrolló y sometió a la Administración Federal de Carreteras en Washington una idea para hacer un estudio con el propósito de determinar la capacidad de carga física de las estructuras de puentes y hacer una correlación con sus deflexiones. Laboy y el representante de una firma consultora asignada a su oficina, fueron llamados a presentar su idea ante un panel de expertos en las oficinas centrales de la Administración Federal en Washington, D. C. Aunque el proyecto de investigación no fue conferido a Puerto Rico, sus esfuerzos en esta fase fueron una gran contribución y un gran ejemplo para los servidores públicos de Puerto Rico.

* Por otro lado, su interés en los puentes antiguos, permitió que se salvaran muchas estructuras consideradas como históricas, pero que estaban destinadas a la demolición. Sus recomendaciones y gestiones con las oficinas correspondientes fueron de gran valor para evitar su destrucción.

* Por su iniciativa y participación en concursos nacionales mediante fotografías en las fases de diseños y construcción de carreteras y puentes, la Autoridad de Carreteras recibió un sinnúmero de premios y placas de reconocimiento, que fueron otorgados por el Gobierno Federal, premios que fueron basados en las fotografías de participación que sometía, por iniciativa propia, el Ing. Laboy. Esto le dio reconocimiento y publicidad a la Agencia, y a Puerto Rico, en el ámbito de la Nación Americana y del mundo entero. Estos trabajos eran realizados más allá del deber, pues no formaban parte de sus deberes como empleado.

* Los estudios de su preferencia y a los cuales ha dedicado más tiempo, durante un lapso de casi 35 años, han sido sobre la geometría estructural de ese gran monumento mundial, conocido como la Gran Pirámide de Egipto. En 1982, el ingeniero Laboy publicó su primer libro, " La Gran Pirámide y su Geometría", en el cual presentó su teoría sobre la configuración geométrica usada por los egipcios para crear el diseño de la Gran Pirámide. Luego de su retiro del gobierno en 1990, el ingeniero Laboy dedicó su tiempo al estudio geométrico de la Gran Pirámide, ampliando su teoría y descubrimientos sobre esta materia. Laboy tiene terminado, sus dos nuevos libros " La Gran Pirámide y Su Solución Geométrica", y "A Civil Engineer Looks to the Great Pyramid". Los dos libros están pendientes de su publicación. En sus libros, presenta en forma clara y sencilla, los resultados de su detallado y profundo análisis sobre esta materia. El libro contiene magníficas fotografías, todas tomadas por él en las pirámides de Egipto. También incluyen interesantes dibujos e ilustraciones realizadas en su computadora. Laboy sostiene que algún día en el futuro, será reconocido por este trabajo investigativo que los Egiptólogos se niegan a investigar y reconocer en la actualidad, por no haber indicaciones de su teoría, en los papiros que se han encontrado en Egipto.

En 1990, el ingeniero Samuel Laboy cerró con broche de oro su carrera profesional como servidor público, después de 32 años de servicio.

    En el año 1992 fue incluido en el libro Who’s Who, que publica Cals Publishing & Consulting Co., anualmente, sobre los profesionales y figuras valiosas destacadas en los Estados Unidos y Puerto Rico. Para ser incluido en ese libro es necesario que la persona haya llegado a un nivel superior de excelencia en una profesión, o en el desempeño de sus deberes a los cuales haya dedicado su vida. Ese nivel de excelencia debe evidenciarse tomando como base la educación, la experiencia y los logros alcanzados por el profesional.

    Ultimamente se ha dado a la tarea de dar a conocer la vida y el arte de uno de nuestros grandes pintores y artistas puertorriqueños, el Dr. Sixto Febus Rivera. Laboy creó una página cibernética en el Internet llamada sixtofebus.com, para que el pueblo conozca a este destacado artista internacional puertorriqueño y pueda apreciarse su titánica obra. Su Galería Cibernética muestra 600, de las miles de obras de arte que ha pintado este artista. Laboy también es el autor del libro recientemente publicado "Sixto Febus, su Vida y su Arte" (Metamorfosis de un Genio - 2005).

* Por otro lado, también la Agencia fue favorecida por las habilidades en fotografía del ingeniero Laboy. Por su iniciativa y participación en concursos nacionales en las fases de diseño y construcción de carreteras y puentes. La Autoridad de Carreteras recibió un sinnúmero de premios y placas de reconocimiento, que fueron otorgados por el Gobierno Federal, por la excelencia en construcción de carreteras y de puentes en Puerto Rico, premios que fueron basados en las fotografías de participación que tomaba y sometía, por su iniciativa propia, el Ing. Laboy. Esto le dio reconocimiento y publicidad a la Agencia, y a Puerto Rico, en el ámbito de la Nación Americana y del mundo entero. Estos trabajos eran realizados más allá del deber por el ingeniero Laboy, pues no estaban entre sus deberes como empleado.

*Laboy tomaba fotografías aéreas para ser utilizadas en mapas de carreteras y otros documentos necesarios para la agencia, economizándoles dinero y tiempo, en trabajos que costaban cientos de miles de dólares si hubiesen sido contratados y realizados por la empresa privada. Estos trabajos los realizaba, aún fuera de horas laborables, sin recibir remuneración por ello.

    En 1990, Laboy cerró con broche de oro su carrera profesional como servidor público, después de 32 años en el Servicio Público se acogió a su pensión de mérito.

    En el año 1992 fue incluido en el libro Who’s Who, que publica Cals Publishing & Consulting Co., anualmente, sobre los profesionales y figuras valiosas destacadas en los Estados Unidos y Puerto Rico. Para ser incluido en ese libro es necesario que la persona haya llegado a un nivel superior de excelencia en una profesión, o en el desempeño de sus deberes a los cuales haya dedicado su vida. Ese nivel de excelencia debe evidenciarse tomando como base la educación, la experiencia y los logros alcanzados por el profesional.

   

INVENTOS  REGISTRADOS  EN LA OFICINA DE PATENTES DE ESTADOS UNIDOS

POR EL ING. LABOY

 

1.    Clasificador de suelos para pavimentos

Clasificación de Suelos (o tierra) usada para construir pavimentos

en carreteras, aeropuertos, etc.

Patent # 3720369      13 March 1973

                                                                                        

                                                

                   

 

 

 

                                     

 

2.    Computador Musical para Guitarra

Referencia instantánea musical, para estudiantes y maestros de guitarra

Además de su ejemplar carrera como funcionario público, en su tiempo particular, el ingeniero Samuel Laboy obtuvo en 1973 , de la Oficina de Patentes de Estados Unidos, la patente por otro de sus inventos, "un computador musical para guitarra", que serviría de gran ayuda para estudiantes e intérpretes de ese instrumento musical. Se trata de una regla gráfica musical que permite leer directamente las tonalidades musicales de ese instrumento

 

Patent # 3736833     5 June 1973

 

                                                                                                  

 

  

 

 

 

 

 

 

                             

 

 

 

 

 

3.    Puente peatonal portable, ajustable, plegadizo,

liviano, para usos múltiples

Patent # 4004652       5 June 1973

En 1973, Laboy inventó y recibió la patente por un mini-puente peatonal, ajustable, liviano y plegadizo de usos múltiples. Este puente tiene el propósito de proveer seguridad a los peatones para cruzar obstáculos de índole pequeña, como son la reparación de aceras, el cruce de quebradas, etc. El puente también puede ser utilizado como escalera, o como plataforma de trabajo

                 

 

         

 

 

 

 

 

 

Retorno a Página Anterior