ER - ICA - MAU - RY  Y  "EL CHUPACABRAS"

El extraño, pero humilde animalito , llamado el chupacabras y al cual se le seleccionó la Isla de Puerto Rico para vivir, se ha hecho ya famoso en el mundo entero. Aparece y desaparece con la misma facilidad, pero no hay quien lo haya apresado, o que lo haya visto. Sabemos que se chupa la sangre de otros animales, y que especialmente prefiere a las cabras como su menú preferido. Pero se las arregla de igual forma con la sangre y vísceras de gallinas, gallos, conejos, pavos, guineas y otras aves de corral.

Haciendo honor a la verdad, su origen viene de la década del 1960, cuando empezó atacando a las reses en los corrales de las fincas en Texas, en Estados Unidos. Este extraño animal, hacía un roto dentro del cuerpo de las vacas, al lado del cuello, y le succionaba la sangre. Los cuerpos de las vacas aparecían sin gota de sangre. Al parecer no le gustaban mucho las vacas y al oír hablar de las cabras que había en nuestra Isla, de cuerpo parecido a las vacas (cuatro patas, cabeza, rabo, etc.) pero que eran livianas y fáciles de chupar, decidió venir a probar suerte en nuestra Isla.

Estuvo por varias décadas viviendo a costas de nuestras cabras, aunque de vez en cuando se chupaba gallinitas, gallos, conejos y otros animales de corral, o que estuvieran sueltos en los patios. El chupacabras aparecía y desaparecía por temporadas . Nadie lo podía ver. Las autoridades decían que las muertes a las aves las ocasionaban los perros. Esta era una manera fácil de explicar algo que ellos no conocían y que merecía una investigación que ni siquiera sabían como iniciarla. La Isla fue campo fértil para las necesidades del chupacabras. La gente se acostumbró a oír de sus fechorías, y las autoridades policíacas siempre tenían las misma excusas, ya prefabricadas para explicarle a todos, lo que ocurría.

Pero el origen de todo ésto, muy pocos lo saben. Todo se me fue revelado por Morfeo. Resulta que en un planeta muy lejano, a 153 años-luz del Planeta Tierra, y el cual es llamado Centauro por los terrestres, los seres que vivían allí tenían características humanas. Su cultura era muy similar a la nuestra en algunas cosa, pero en otras no. Adoraban a Dios y habían tenido la visita de Jesús. Crearon su propio ministerio y eran muy religiosos. No obstante, su religión estaba adaptada a su cultura. Por ejemplo, ellos no se casaban, o sea, no existía el matrimonio. Su amor por el prójimo era libre. Tampoco conocían el sistema monetario. Los negocios los hacían a base de intercambio de artículos, y de necesidades. No obstante, como eran religiosos, tenían sus misioneros. Ya que habían estudiado al Planeta Tierra, creyeron era un buen espacio cósmico para traer su ministerio. Se reunió la Junta de Directores que los presidía y decidieron enviar un emisario misionero a la Tierra. Luego de realizar una cuidadosa investigación, decidieron enviar a uno de sus mejores misioneros, llamado Er-Ica-Mau-Ry. Al misionero se le daba de acompañante uno de los animales salvajes que habitaban en ese planeta Centauro y que ellos domesticaban y usaban como mascotas. El misionero fue enviado con su animalito mascota, el cual es conocido por todos como "el chupacabras". El misionero y su mascota fueron transportados luznáticamente al Planeta Tierra, en especial a una montaña ubicada entre Corozal, Bayamón y Guaynabo.

El extraterrestre Er-Ica-Mao-Ry, parecía un ser humano, grande rubio, regordete, de buen hablar y sumamente amoroso con todas las damas. Se discurría con facilidad por entre todos los terrestres, sin que se notara la diferencia. Lo único, que tenía algunas cosas raras que la gente sí notaba. Por ejemplo, Aunque le dieron al salir de su planeta miles de dólares para que se pudiera introducir en los negocios terrícolas, él no sabía como usarlos. Usó el dinero para comprar propiedades de casas y fincas y guardó el resto en el banco local. A pesar de tener muchas propiedades, y dinero en el banco, siempre estaba sin dinero en la cartera, pues tenía el criterio de su planeta que no tenía que usarlo para nada. Le tenía terror a los recibos de pagos cuando iba los restaurantes, tiendas, a los viajes donde se necesitaba dinero en efectivo pues nunca lo llevaba. Siempre que iba a un restaurant buscaba a un buen amigo que le pagara la cuenta. Nunca dejaba propinas y si había que pagar por algo, mejor no iba. Decía a todos que tenía casas de 14 habitaciones, fincas de 60 cuerdas de terreno, edificios de tres pisos, etc., cosa que tal vez eran ciertas, pero lo raro era que usaba para transportarse un carrito cuyo costo no excedía quinientos dólares. Siempre se las arreglaba para que sus amigos pagaran la gasolina de su carrito. Si por necesidad tenía que cogerle prestado dinero a un amigo, nunca se lo devolvería. Sin embargo era muy religioso. Se conocía la biblia de la estrella Centauros de memoria. La Biblia era muy similar a la de la Tierra, pero como expliqué, la cultura era algo diferente a la nuestra.

Reconocían a Jesús, pues él estuvo en todos los planetas , incluyendo Centauro. Pero la diferencia en las culturas era notable . Er-Ica-Mao-Ry era Misionero Cristiano en la Tierra y quería ministrar sus enseñanzas a los humanos terrícolas. Se le conocía como una persona que hacía alardes de ser rico, pero lucía ante todos como un pobre diablo en apuros. La gente se refería e él como "el rico - pelao".

Además, Er-Ica-Mao-Ry es conocido en el Planeta Tierra como un Misionero Cristiano alegre , amoroso y tiene una buena personalidad. Sólo que tiene tres características básicas que lo identifican inmediatamente como un individuo raro. Primero, le gusta mucho la cerveza... Segundo..., le gusta brindarles amor a las mujeres necesitadas, y las no necesitadas también. El amor que a él le sobra, y conste, ¡no es poco! Como es costumbre en su Planeta, quiere brindárselo a las féminas. No pasa un día en que no se tome su cervecita ni que admire la parte frontal y trasera de alguna bella dama. Tercero, aunque es sumamente rico en dinero y propiedades terrenales, es como si no las tuviera pues no las usa. Como está acostumbrado a no usar dinero en su planeta Centauro, tampoco lo usa en la Tierra. Nunca tiene un billete en su cartera, ni de un dólar siquiera. Por eso le huye a los recibos de pago en los restaurantes y comercios en general a que asiste. Sus amigos pueden dar testimonio de ésto, pues ya le llaman el "rico pelao".

La misión del extraterreste es traer paz y religiosidad a nuestro planeta Tierra, comenzando con la Isla de Puerto Rico. No obstante, él decidió ir primero a la República Dominicana, en una misión de orientación y prueba. Mientras tanto, dejó a su mascota, el llamado chupacabras, en los alrededores del pueblo de Lajas, donde se decía había muchas cabras. El no podía cargar con su mascota a la República Dominicana pues se le hacía difícil hacer su trabajo investigativo en ese país. Ya les explicaré lo que pasó con el chupacabras, mientras tanto, el extraterrestre se estableció en el pueblo de Mao, localizado al norte de la República Dominicana. Encontró que había muchas personas carentes de religiosidad, especialmente en los campos. Quería poner a prueba sus métodos de evangelización en esa área.

Vagó libremente por los barrios de ese pueblo. Pudo constatar que había un detalle evidente en todas estas comunidades. A estas personas también les gustaba tomar cerveza al igual que a él. Esto le gustó mucho y lo consideró de importancia. Las cervezas las vendían y se tomaban en cualquier tienda, o cafetín del barrio.

La gente la tomaban casi a diario. Esto coincidía de sobremanera con su cultura del planeta Centauro, donde él se daba su cervecita fría todos los días después de las 6 de la tarde, costumbre que no dejó de hacer en el planeta Tierra. Aprovechó sus reuniones en los bares y kioscos para tomar su cervecita con sus amigos, la cual ellos pagaban, y discutir el evangelio cristiano con ellos. Er-Ica-Mau-Ry notó y comprobó, que los nativos eran más receptivos a la orientación religiosa cuando tomaban su cervecita, que cuando no lo hacían. ¡Importante descubrimiento para el estraterrestre! Pues así podría seguir tomándose sus cervecitas de todos los días y a la vez cumplir con su misión ministerial.

Er-Ica-Mau-Ry llegó a la conclusión de que la cerveza ejercía alguna función en la sangre de esa gente y los hacía más receptivos a recibir el evangelio. Se comunicó a través del espacio cibernético con su planeta, y presentó su observación y su idea ante el panel de la Junta Directiva de Extraterrestres. Sugirió que se les cambiara el succionador de sangre a los chupacabras para que, además de succionar la sangre, pudieran inyectar líquidos al chupado, pero no a las cabras, sino a los cuerpos humanos. Si los chupacabras podían chupar la sangre a los seres humanos, y a la vez, inyectarles la cerveza. Así los cuerpos de las personas tendrían cerveza criolla por sangre. De esta forma, los humanos serían más susceptibles a recibir las enseñanzas religiosas. Por otro lado, los chupacabras vivirían de la sangre humana y no de las cabras, lo cual sería menos denigrante para los chupacabras. Por buena suerte la idea de Er-Ica-Mau-Ry no prosperó y fue denegada por la Junta de Directores.

A pesar de la resolución de la junta de Directores de Extraterrestres del Planeta Centauro, Er-Ica-Mau-Ry iba todos los días a un lugar de estipendio de cervezas, y después de encontrar quien se la pagara, se la tomaba mientras enseñaba la Doctrina Cristiana Centaurina. Siempre que podía, iba a tomarse su cervecita al kiosco de la esquina, pues allí lo conocían y si no podían pagarle la cerveza, él cargaba el costo a la cuenta de un pintor amigo, muy reconocido, cuyo nombre empieza con el número seis, escrito en inglés.

Un día, un pastor de la iglesia fue a comprar determinada mercancía al quiosco y se sorprendió al verlo con una cerveza en la mano y predicando el evangelio. Al pastor no le gustó lo que vio y le preguntó: ¿ Qué hace hermano? El le respondió: " aquí estoy hermano pastor, predicando el evangelio a estas almas humildes, pues nuestra doctrina nos dice que si ellos no quieren ir a la iglesia, la iglesia viene a ellos. Lo importante es ganar las almas de estos seres para el servicio de Dios. Ellos me han prometido que mañana temprano asistirán a nuestra iglesia. Mi querido pastor, además, creo que la capacidad de aprender de estos hermanos tiene que ver con la efervescencia de la cerveza. "Sabe pastor a esta gente se les hace más fácil entender el evangelio cuando tienen un poco de cerveza en la sangre. Mientras más cerveza tengan en su cuerpo, más fácil resulta para ellos entender el evangelio. ¿Hermano pastor, quiere usted probar mi método? El pastor le contestó: "No hijo mío, sigue con la tuya que yo sigo con la mía, y me refiero a tu teoría. Le echó la bendición y se fue del lugar.

Llegó el día del extraterrestre Er-Ica-Mau-Ry regresar a Puerto Rico. El extraterrestre llegó y se ubicó en sus escondites en las montañas del pueblo de Guaynabo, donde vive con su esposa puertorriqueña. Volvamos ahora a su mascota, el famoso chupacabras.

 

Como ya señalado, Er-Ica-Mau-Ry siempre deja al chupacabras pastando cerca del pueblo de Lajas y de otros adyacentes, pues hay muchas cabras por allí. Debemos hablar un poco sobre este pobre animalito que lo único que hace es vivir su vida... Por medio de la sangre que chupa y esconderse de la gente. Como se podrá entender, ni siquiera se deja ver ya que es muy tímido. Es conocido que nunca le ha hecho daño a ningún ser humano. La única persona que lo ve y comparte con él, es Er-Ica-Mau-Ry, cuando lo va a ver para evaluar cómo van las cosas.

Ellos dos, el chupacabras y el extraterrestre tienen un sitio acordado para encontrarse. Descubrí que es en los bajos de una casa que él tiene en construcción en las montañas de Guaynabo. Me invitó a ir a la casa y decidí ir para verla y tomar varias fotos de la casa y la zona rural con sus montañas. Llegamos a la casa y tomé fotos de las diferentes secciones de la casa, sala, comedor, pasillos cuartos, etc., todo en proceso de construcción y sin habitar. Con mucha curiosidad bajé al sótano de esta casa, ubicada en la ladera de una montaña. En el sótano noté varios cuartos llenos de cosas viejas y sabandijas, de los cuales también tomé fotografías. No obstante quedé sorprendido al ver que había un cuarto en especial, muy obscuro, y dentro había un animal grande, parecido a un perro de color negro. Lo único que resaltaba en la obscuridad eran unos grandes ojos, penetrantes, que me observaban. Me miraba fíjamente, y observaba cada movimiento que yo hacía. Aunque tenía en mis manos una cámara digital de las mejores en el mercado, no me atreví hacer ningún movimiento para retratarlo. Presentía que él me comunicaba que si lo hacía, me atacaría. Me fui desplazando poco a poco y mirándolo soslayadamente. El animal me miraba y analizaba cada movimiento que yo hacía. Si era perro... No ladró ni gruñó. Si era el chupacabras se dio cuenta que yo no era una cabra, tampoco que era su jefe, el extraterrestre. Me retiré del lugar, con un corazón agitado por el miedo y unos pies temblorosos y con deseos de salir corriendo de ese lugar. Al subir por las escaleras al nivel superior de la casa, me encontré con Er-Ica-Mau-Ry y le conté lo que me pasó. Me miró atentamente y solamente dejó entrever una leve sonrisa, y me cambió el tema. Me dijo que luego él tendría que regresar sólo a la casa. Con ésto confirmó mi idea de su reunión con el chupacabras. Sospeché que él fue a la casa para ver si su mascota, había llegado, cosa que yo le confirmé al contarle mi incidente en el sótano. Durante el regreso de la casa, en un auto viejo, pequeño y destartalado, Er-Ica-Mau-Ry me indicó que lo que llamamos chupacabras es un pequeño animal que no hace daño a nadie. Solamente que vive de la sangre, especialmente le gusta la de las cabras. Todo el tiempo está escondido en cuevas. No sale día, y solamente las noches en que tiene que chupar su sangre de mantenimiento. La explicación que me estaba dando, confirmaba la relación extraterrestre-chupacabras. Decidí abordarlo con varias preguntas investigativas. Le pregunté: ¿Cómo se puede capturar un chupacabras? El me constestó: "no se puede... El

 

Gobierno Federal instaló un Aerostato en los cielos de Lajas para investigarlo (aunque dicen que es para vigilar el tráfico de drogas) y todo lo que han podido hacer es rastrear sus movimientos, pero la criatura sabe cómo aparecer y desaparecer, por medios desconocidos en el Planeta Tierra.

En estos momentos recordé el encuentro que tuve con Morfeo, donde me contó

que los chupacabras en su origen, en su Planeta Centauro, eran animales salvajes y peligrosos. Le pregunté si los chupacabras algún día podrían atacar a los seres humanos. Me contestó: "Según ustedes domestican a los caballos salvajes, y los convierten en mansos y cariñosos, los chupacabras han sido domesticados y puestos de mascotas, al servicio de sus jefes. ¿Qué ventajas tiene un extraterrestre en tener asignado a un chupacabras? Le pregunté. Me contestó: "mi amigo terrícola, para ustedes cuando se casan, las mujeres son sus consejeras, velan por su salud, por que no se metan en líos, los asesoran, los miman, le dan valor, le aumentan el estima, y consisten en un pilar o sostén de su personalidad, claro está, le brindan el placer sexual que se pida y se necesite.

Los extraterrestres del Planeta Centauro no creen en el matrimonio. La mujer centaurina es de utilidad solamente para expresiones de amor y de sexo. El chupacabras viene ha hacer las funciones de una mujer terrícola, pero sin el sexo, es el sostén del jefe, asistiéndolo en todo lo necesario. Ya mi amigo Er-Ica-Mau-Ry había dado claramente a entender que era un ser extraterrestre y comprobó la existencia del chupacabras. Decidí profundizar un poco más en el tema. Le pregunté: ¿Qué ustedes hacen en el Planeta Tierra y si están consiguiendo su propósito? Me contestó: "No estaremos por mucho tiempo... Este Planeta no es ni una semejanza a lo que era cuando decidimos venir a él. Ya está fuera de control, tanto para ustedes los terrícolas como para nosotros. La criminalidad, las drogas, el desempleo, tanto la sexualidad femenina como la masculina están descontroladas. Sus múltiples religiones, incluyendo la nuestra, no lograrán evitar el caos. El Planeta se irá calentando desde adentro hacia fuera, lo que influirá sobre su gente. Eventualmente explotará por secciones y desaparecerá del cosmos, igual que todos los terrícolas. Ya estoy preparando el viaje luznático de regreso a nuestro planeta. Le llamo luznático por que la luz es nuestro vehículo espacial. Ustedes sólo tienen una oportunidad, y un procedimiento, para salvarse y salvar su Planeta. Para eso, los líderes de todas las religiones tienen que concentrar su pensamiento en Dios, pedirle de buena fe, y con mucha fe, y con todo arrepentimiento, que ponga su mano milagrosa sobre el Planeta y le dé la bendición. No creo que los líderes religiosos lo hagan. Pero si lo hicieran, aunque les tomara algún tiempo, sería el único vehículo de salvación para ustedes. Nosotros no esperaremos a ver eso, nos iremos antes de que explote el Planeta. Dios permita que sus líderes se decidan y se puedan salvar. Me alegraría ver desde el Planeta Centauro que al final ustedes arreglaran el planeta Tierra.

 

Retorno a Página Anterior