El Tiempo

El concepto del tiempo siempre llama nuestra atención. En mi análisis sobre el tiempo, la unidad más elemental en que creo puede dividirse, la llamo "el instante". La duración de un instante tiene un tiempo ínfimo, que ni siquiera se ha podido medir. Por otro lado, la mayor parte de las personas se refieren al tiempo como el futuro, el presente y el pasado.

En otras palabras, entiendo que lo que definimos como tiempo se refiere al periodo de secuencias de una serie de instantes que se llevarán a cabo en un futuro, o que ya se ejecutaron, y ahora forman parte del pasado. Ese no sería el caso del tiempo presente, que sólo tiene una duración de un instante en el tiempo. Me refiero al futuro como a una serie de instantes que están por ocurrir. Para mí el presente consta de un sólo instante, y el pasado se refiere a una serie consecutiva de instantes ya transcurridos.

El tiempo que dura un instante es tan pequeño, y ocurre tan rápido, que es como si no existiera. Para poder examinar lo que ocurre en un instante habría que paralizar el tiempo, cosa que es imposible hacer con nuestros conocimientos. Como sabemos, el tiempo transcurre sin parar, siempre está en movimiento, instante tras instante. Tampoco sabemos que existe dentro de ese instante. Sabemos que tiene una duración en tiempo, pequeñísima, pero la tiene. ¿Existe alguna imagen dentro de ese tiempo? ¿Existe la luz en ese instante, es decir, un relámpago de luz que ilumine ese "instante?" ¿Acaso el tiempo está al vacío? ¿Es decir, no hay imágenes o luces dentro? Sería interesante saberlo.

Generalmente nos referimos como "al tiempo pasado", para establecer las ocurrencias pasadas, "al tiempo presente" para identificar las que están ocurriendo en un momento dado, y cuando nos referimos al futuro, lo hacemos respecto a la serie de instantes que están en secuencia de ocurrir antes de llegar al "instante presente". Entiendo que cuando hacemos esto, estamos dándole una cobertura mayor, o visión ampliada a lo que realmente es el tiempo. Esto es lo que nos permite hablar sobre el tiempo pasado y el tiempo futuro en general. Considero que el tiempo presente es solamente la puerta, o el límite, entre el tiempo futuro y el tiempo pasado.

Creo que las etapas del tiempo las podríamos ilustrar comparándolas con una verja que divida dos grandes fincas de terreno. La verja apenas ocupa un espacio infinitesimal entre al área de las dos fincas. Si existiera un portón en la verja, entre las dos fincas, podríamos pensar que el portón simboliza el "instante presente" a que hago referencia. En otras palabras, el portón entre las dos fincas representa el "instante presente" que conecta lo que llamamos el futuro y el pasado. En el caso del ejemplo de las dos fincas, una representaría el espacio del futuro, y la otra el espacio del pasado, o de lo ya ocurrido. En nuestro caso, el que diseñó el portón entre las dos fincas lo hizo para que se permitiera el paso en una sola dirección, es decir, del tiempo futuro al tiempo pasado. La puerta no permite el cruce del espacio del pasado al futuro. La dirección es del futuro hacia el pasado. Digamos que la finca está llena de algo que no conocemos, pero que podríamos llamar "instantes". El portón permitiría el paso de un sólo instante a la vez, que representaría el "instante presente" que compone nuestra dimensión del tiempo. Una vez el instante futuro entre al portón, será un "instante presente", que inmediatamente pasará a ser un instante en el pasado. El flujo de instantes a través de la puerta debería ser continuo y todos los instantes deberían tener igual tiempo de duración.

Por eso siempre he dicho:

"Mientras esperamos sentados por el futuro, el presente se nos convierte en el pasado".

Es decir, el presente era el futuro hace un instante, pero que ya mismo, pertenece al pasado pues hay otro instante que lo substituyó.

Es como si existiera una puerta que transforma el periodo del tiempo al cruzarla en dirección del futuro al pasado. No se puede cruzar del pasado al futuro. Considero muy probable que la duración del tiempo que toma en ocurrir un "instante" representa una medida igual en tiempo a la que utilizó el Creador para crear y reclamar la vida de los seres vivientes. Podríamos decir que cuando nacemos, al igual que cuando fallecemos, el tiempo de duración es de un instante. La duración de estos procesos es casi instantánea. A mi entender, el tiempo de ocurrencia de estos eventos no han sido medidos por los científicos.

Para demostrar mi idea, podríamos presentar un ejemplo sencillo. Veamos el caso de una cinta de película de movimiento proyectada sobre una pantalla mediante un proyector de películas. Digamos que la proyección continua que vemos de la película en la pantalla representa los periodos del tiempo. El correr de la cinta fotográfica a través del lente de la cámara ocurre en un tiempo continuo, es decir, constante. Vemos en la pantalla el movimiento y el sonido de

los actores. No obstante, sabemos que la película esta formada por fotos individuales que son fijas, sin movimiento alguno. Estas pasan en un movimiento continuo ante el lente de la cámara, y es éste movimiento de las fotos fijas que nos hacen crear el concepto de movimiento que vemos dentro de la pantalla. Las fotos fijas, al moverse rápidamente y en secuencia sobre el lente de la cámara cinematográfica, nos hace ver un movimiento que no existe en las fotos de la película. Sabemos que las fotos son fijas, sin embargo, nuestros ojos perciben el paso de ellas por el lente como movimiento dentro de las fotos. Sabemos que cada foto en la cinta de la película es iluminada y proyectada en la pantalla, lo cual nos sugiere que podría haber luz dentro de ese tiempo de proyección.

Es decir, el paso de las fotos frente al lente es tan rápido que nos hace ver y creer que existe movimiento dentro de las diferentes fotos. El paso de las fotos en secuencia, y constante frente al foco de luz de la proyección, genera en la pantalla lo que conocemos como la proyección de la película.

En nuestra comparación con el tiempo, cada foto representaría un instante en el tiempo. Por tanto, si detuviéramos la cámara de proyección en un momento dado, ésta ilustraría una sola foto en la pantalla, pero sin movimiento. Esta foto representa lo que he llamado "instante actual" y al cual hice referencia anteriormente. Esa foto sería el presente (detenido), cosa que sería imposible de hacer con el tiempo. La foto anterior a la ilustrada en la pantalla representaría el futuro y la foto inmediatamente después de la proyectada representará el pasado. Podemos decir que todas las fotos que faltan por pasar frente al foco de la cámara, formarán el tiempo del futuro, mientras que todas las que ya fueron proyectadas, pertenecerán al tiempo pasado.

Con este ejemplo podemos examinar cómo el tiempo actual sólo representa un instante de duración entre el paso del tiempo futuro, al tiempo pasado. Como ya señalado, el presente sólo aparenta ser una verja, límite, o portón entre el tiempo futuro y el pasado. Es una línea divisoria entre los dos tiempos que apenas se notaría por estar compuesta de un sólo instante de duración, el cual desaparece inmediatamente, para dar paso a otro instante.

Volvamos al ejemplo de la proyección de la película. Si pudiéramos darle marcha hacia atrás a la cinta cinematográfica, estaríamos tratando de mover la línea que divide el pasado del presente (el instante actual), hacia los instantes (fotos fijas) ya pasados. Si pudiéramos hacerlo, sería como variar el tiempo pasado hasta donde se mueva la cinta cinematográfica, ya que las fotos o instantes incluidos pasarían nuevamente por el lente. En este caso en particular, como las fotos del pasado y del futuro ya fueron fijas y definidas, al proyectarlas nuevamente, nos darían el mismo movimiento que vimos anteriormente. Por consiguiente, no podríamos alterar el tiempo pasado ni el futuro, aunque pudiéramos mover la línea divisoria en la cinta. Es decir, nuestras acciones no podrían cambiarse, o alterarse, aunque le diéramos reverso al tiempo. La película siempre sería la misma. Esto significa que si pretendiéramos cambiar el pasado, o el futuro en el tiempo, tendríamos que cambiar la sección de la película hasta el punto en que movemos la línea divisoria en el futuro, por otra sección que incluya nuevas imágenes. En ese caso sí, tendríamos un cambio en la proyección del movimiento de la película y podríamos cambiar el futuro. En el caso de la película, se requiere la autorización del Director y que se preparen las nuevas fotos para la sección del futuro (En el caso del tiempo, el Director es Dios y sería el único que podría cambiarlo.).

Además, hay otra situación. Podríamos dar marcha atrás a la película y veríamos su efecto en la pantalla. Los movimientos se invertirían de escenas ya pasadas a otras anteriores. Podríamos cambiar la dirección del motor de la cámara que proyecta, pero si nos referimos al tiempo, ese motor lo controla sólo Dios y es el que podría dar marcha atrás al tiempo, o cambiar la película.

Regresando al caso actual del tiempo, como ya mencioné, la línea divisoria entre el futuro y el pasado mide un lapso, o unidad de tiempo de "un instante". Esto representa una sola foto de la película. ¿En el caso del tiempo, se incluirá alguna imagen dentro del tiempo de duración del instante? Algo como lo que sucede con la cinta cinematográfica. Entonces cabe preguntar si el "instante" cuando ocurre lleva dentro, o forma alguna imagen. Sabemos que en la película sí hay una imagen fija, y que su continua proyección crea en el observador un movimiento en la pantalla que no existe dentro de las fotos individuales. Acaso con el paso de los instantes en el tiempo, por su puerta o portón, podría generar un movimiento que no podríamos ver, pero que existiría, como en la película. ¿Qué imágenes, o condiciones, podría crearse con el paso de los instantes de una dimensión futura al pasado. ¿Habrá un aparente movimiento, u otra cosa para el observador que vive ese tiempo?

Sabemos que en nuestra vida, los conocimientos del espectador aprendidos de la observación, pueden ser erróneos en tiempo. Errores causados por la velocidad de la luz.. ¿Acaso el tiempo está ligado a la velocidad de la luz? Es posible, la dimensión del tiempo se mide en unidades de tiempo, entre los que podemos mencionar: segundos, minutos, horas, etc. Por otro lado, la luz tiene una velocidad. Quiere decir que la luz se compone de unidades de energía en movimiento que se desplazan en el espacio a alta velocidad (quantos). Las matemáticas, ciencia conocida como exacta, nos indican que la distancia (S) que recorre un cuerpo, dividida entre el tiempo (T) que toma en el recorrido, se reconoce como velocidad (V). Es decir, expresado matemáticamente, V = S / T. Cambiando matemáticamente las variables, S = VT. En otras palabras, la distancia que recorre un objeto en movimiento es igual al producto de su velocidad y el tiempo que tome en el recorrido.

Por ejemplo, un astrofísico que obtiene conocimientos del universo al observarlo con su telescopio, sólo adquiere conocimientos de los astros, los cuales son relativos a la velocidad de la luz. El momento actual para el astrofísico observador sólo es una proyección de un pasado millonario en años. Sabemos que el universo que se ve y se conoce refleja el universo que existía hace millones de años. No es el universo real y actual en este momento o preciso instante. El universo que él ve es el que existió hace millones de años, pues lo que está viendo es la luz generada para ese tiempo y es la configuración cósmica que existía para ese entonces. Quiere decir, que si nace una galaxia en el espacio sideral y su luz tarda 30 millones de años luz en llegar a la Tierra, esa galaxia pudo haber desaparecido durante el transcurso del tiempo pero la luz sigue llegando según fuera emitida durante su existencia. El astrofísico no sabrá si la galaxia existe o no en la actualidad. Para los efectos, ahora, sería que estaría llegando la luz a los ojos del astrofísico. Por tanto, como expliqué, esos objetos celestiales que vemos en el cosmos ya no existen para el momento en que se ven en la actualidad. Esto nos induce a pensar que nuestros conocimientos a base de los datos del tiempo pasado, puede que no identifiquen la verdad real y actual de las cosas.

Por otro lado, podemos deducir la posibilidad de una relación entre el tiempo y la luz que percibimos, en el mundo material en que vivimos. De la fórmula S = V T, se puede deducir que para el observador, la proyección de la luz durante un lapso de tiempo cambia la dimensión del espacio visto por el observador. Veamos el caso de mi idea sobre los "instantes" de tiempo. En ella, "el instante" tiene una duración de determinadas unidades de tiempo. Asumamos por un momento que la medida de "un instante" tiene un lapso, digamos de un segundo, por mencionar alguna unidad de medida del tiempo. Si la velocidad de la luz (ya calculada científicamente) es de 300,000 kilómetros por cada segundo, la luz cubriría un espacio de 300,000 kilómetros, en lo que transcurre "un sólo instante" de un segundo de duración.

Si el "instante" existiera por 2 segundos, la luz cubriría una distancia de 600,000 kilómetros, o sea, el doble. No obstante, sabemos que la dimensión del "instante" es bien limitada en tiempo. Supongamos que mide solamente tres millonésimas partes de un segundo (3/1,000,000) en duración. En ese tiempo la luz cubriría una distancia de solamente: S = 300,000 (3/1,000,000) Km = 0.9 Km. Es decir, aproximadamente un kilómetro. ¿Qué efectos puede tener esta relación entre la velocidad de la luz y el instante en lo que vemos y percibimos en nuestro ambiente natural y habitual? ¿Digamos, en lo que existe y no existe para nosotros?

Si el tiempo que dura "un instante" es constante, como es de esperarse, la distancia que recorrería la luz durante ese lapso infinitesimal fuese también constante para todos los instantes. Ese número, sea el que sea, como mencioné anteriormente, es desconocido para nosotros, y como veremos más adelante, puede cambiar dependiendo de las condiciones del espacio que la luz atraviese.

No obstante, para que haya una imagen en el ya explicado "instante", tiene que haber luz, que es la que crea las imágenes. Podríamos decir que sí, que hay luz, y que su velocidad es de 300,000 kilómetros por segundo. Según calculé, el trayecto que recorre la luz en 3 millonésimas de segundo en tiempo es de aproximadamente un kilómetro. Por otro lado, si el tiempo de duración de un instante fuera de una millonésima parte de un segundo, la luz se proyectaría por un espacio de 300 metros, donde cada millonésima parte de un segundo, habría un nuevo "instante".

¿Que imagen se podría proyectar dentro de la dimensión de un instante con la luz que se genera en ese "instante?" Si fuera una imagen... ¿Será esa imagen fija, igual que las fotos en las películas? ¿Se proyectará algún tipo de movimiento en las imágenes que podrían ser vistas por el observador, como sucede en las películas?

Creo que de todas formas, el espectador tiene que formar parte de la dimensión del tiempo. Quiere decir que él y su ambiente deben componer la imagen que se crea dentro del "instante". Por el lapso de duración del "instante", la figura del espectador y su ambiente permanecerán fijos. Es el transcurrir del tiempo, el fluir de los instantes, que le da movimiento al personaje y al ambiente. A este movimiento lo podemos llamar acción. Veamos mi definición de los que es la acción.

La Acción

La acción la podríamos ver como un evento que ocurre durante una serie de instantes, sean pocos o muchos. Quiere decir que una acción esta compuesta por un grupo de instantes, lo cual hace que la totalidad de su ejecución, se lleve a cabo en el pasado, o en el futuro, pues la acción no podría efectuarse en un sólo instante. La acción se forma de muchos instantes en secuencia, o muchas fotos en secuencia, como en las películas. Por tanto, podríamos hablar de acción pasada y acción futura, donde la acción futura se desconoce. El último instante que compone la acción pasada sería el que acaba de pasar completamente la puerta del futuro al pasado.

Entiendo que cuando una persona fallece, el último instante futuro pasa a ser el último "instante" fijo y en ese preciso momento, no ocurre acción en su existencia. En ese "instante, su alma transcurre hacia otra nueva dimensión, que no es la que representa el pasado. Su alma entra en otra dimensión y se traslada a ella en un "instante". Es como si fuera un desvío, u otra salida que encontramos al llegar al límite entre el pasado y el futuro. Algo similar podría ocurrir cuando un ser viviente nace. Su alma o espíritu entra al espacio de la dimensión del tiempo del "instante fijo". Al momento siguiente, el "instante fijo"

registra el inicio de la nueva vida y comienza el proceso de "acción" pasando ese instante a la dimensión del pasado. El ser viviente comienza, o da inicio, a llenar su tiempo del espacio que representa su pasado, a la vez que se abre la entrada de sus "instantes futuros". El fluir de los instantes futuros, a través del portón convertiría esos instantes al pasado del individuo.

Resumiendo lo explicado anteriormente, podemos establecer la idea de que nacemos en un instante, y morimos en un instante. En donde ocurre ese cambio, al nacer, se empieza a crear un pasado para la persona y se crea automáticamente la dimensión de su futuro. En cambio, al morir la persona, cesa el flujo de instantes desde su futuro hasta el portón de cambio futuro-pasado y entra a una nueva y desconocida dimensión. Esto lo podríamos ver mejor como la figura de una cruz. La línea horizontal representa la ruta del futuro al pasado, y la vertical la ruta de nacer y morir. El punto de unión de las dos líneas representa el portón que da paso a las nuevas dimensiones, y refleja el tiempo que conlleva un instante. Ese instante, fijo por un tiempo infinitesimal, va acompañado por un rayo de luz, y esa luz podría indicar la creación de imágenes, donde las imágenes podríamos ser nosotros y nuestro ambiente. Tiene que existir un Ser superior que esté fuera de este sistema y lo controle a su gusto. Este Ser tiene que ser de otra dimensión, con inteligencia y poderes infinitos. Nos está vedado entrar a las dimensiones de la creación de la vida y de la naturaleza de la muerte. De igual forma, el intervenir a gusto con nuestro futuro. Solamente ese Ser tiene el poder de hacerlo, lo cual nos lleva a creer y tener Fe en su existencia. Ese Ser se llama Dios. Es el Arquitecto del mundo, del cosmos, de nuestras vidas, de los animales, de las plantas. Al final de todo, es el Arquitecto Universal que creó todo este sistema, y es el que lo entiende bien. Para nosotros, en esta dimensión en que vivimos, se nos hace difícil comprender estos misterios.

Curiosamente, en un experimento realizado reciente en Princeton, N.Y., se demostró que la luz dentro de una cámara llena de vapor de cesio puede viajar a 310 veces más veloz que en una cámara al vacío. Esto se creía era imposible, además contradice la teoría de Einstein, y el de los cálculos de la velocidad de la luz y sus interpretaciones. De acuerdo a las teorías, no se podía viajar a más de los 300,000 kilómetros por segundo, que es la velocidad medida para la luz. Según se dice, el rayo de láser, viajando a través de una cámara con vapor de cesio, lo hizo a 310 veces más rápido que al vacío. En otras palabras, el viaje fue tan rápido que el rayo láser salió de la cámara, antes de haber terminado de entrar. Algo difícil de entender... ¿No cree usted? Simplemente, cosas de Dios.

 

Retorno a Página Anterior